60 docentes apuestan por las pedagogías ágiles en un seminario pionero en Girona

Conceptos como ‘kanban’, ‘elevator pitch’, ‘PNI’, ‘smoke test’, ‘storytelling’ o ‘challenge based learning’, importados del mundo de la gestión empresarial, ya forman parte de la maleta que los maestros pueden utilizar para impulsar la cultura emprendedora en sus aulas. Unos sesenta docentes se reunieron ayer en Girona para familiarizarse con estos conceptos en una jornada de formación pionera organizada por la FPdGi, en cooperación con Trilema.

La metodología que han desplegado Carmen Pellicer y Maria Batet para desarrollar con el equipo de la FPdGi las Pedagogías Ágiles del Emprendimiento es pionera en la formación de profesores, y proviene de las técnicas de gestión de equipos y proyectos del mundo del management adaptadas a las aulas.

Las Pedagogías Ágiles para el Emprendimiento (PAE) suponen una formación pionera en España, que se estrena hoy en Girona, y que tendrá continuidad en las próximas sesiones de formación avanzada en siete comunidades autónomas: la Comunidad Valenciana, Madrid, Castilla-León, Cantabria, Canarias, Extremadura y Cataluña. Las PAE están diseñadas para todos aquellos maestros, profesores y gestores de centros educativos que ya participaron en la primera fase de formación inicial.

Andalucía, Castilla-La Mancha, Galicia, Baleares y La Rioja son las comunidades autónomas que acogen sesiones de formación inicial este curso. Que puedes ver aquí. 

Con estos seminarios, la FPdGi espera formar a 1.500 docentes, que compartirán competencias emprendedoras con más de 40.000 estudiantes, reflejadas en más de 140 proyectos de emprendimiento educativo.

Las PAE se sustentan en cinco fundamentos adaptados de las metodologías ágiles empresariales y persiguen la consecución de los siguientes objetivos pedagógicos:

Una pedagogía que:

    1. Enseñe a vivir en entornos cambiantes.
    2. Utilice una planificación adaptativa.
    3. Parta de la confianza en las habilidades de los alumnos cuando trabajan en equipo.
    4. Enseñe a los equipos a autoorganizarse y autogestionarse.
    5. Aprenda del error.
    6. Aprenda del proceso de crear proyectos.
    7. Promueva la cultura de la mejora constante.
    8. Utilice el pensamiento visual y de diseño de una forma sistemática.
    9. En que la emoción sea la base.
    10. Parta de la confianza, la colaboración y la eficacia.

Se trata, en definitiva, de una metodología basada en el trabajo en equipo para resolver problemas y construir proyectos. Apuesta por la creatividad, la prueba, la adaptación y la mejora constante.